Saltar al contenido
RESTAURANTE MARIA CAÑAS

Molinaseca, puentes de Malpaso y paso de peregrinos

MOLINASECA,

Plaza Mayor de Molinaseca

Pueblo de gran tradición en el Camino Francés, lugar atractivo para peregrinos y visitantes. El río Meruelo, de aguas incontaminadas, discurre por debajo del puente de siete arcos. La calle Real jalonada de casonas blasonadas le conceden un aire de antigüedad y señorío. La iglesia parroquial sobre un altozano y el santuario de Nuestra Señora de las Angustias protegen la actividad de sus gentes.

Que no decir de su Plaza Mayor, dedicada al comandante García Rey y profesor de la academia de Toledo, esta plaza es donde se producían los concejos de los vecinos, donde se realizaba toda la vida de la localidad, con juegos de bolos, fiestas, con dos hornos comunales y ferias locales.

Si quieres conocer más de su historia pincha aquí

PUENTES DEL MAL PASO

Puente de Malpaso

El río Meruelo ha producido durante el Cuaternario una incisión en “ V “ en su curso sobre un suave paleorrelieve preexistente en las zonas superiores, sin desarrollo de fondo de valle.

En sus doce kilómetros de recorrido y en su cabecera, se levantan dos atrevidos puentes sobre los cauces impetuosos de los llamados arroyos Grande y Pequeño. Dichos arroyos se unen más adelante al río Meruelo ( a este río se le conoce frecuentemente por Río Mayor que se forma de los arroyos Grande y Pequeño) .

Ambos puentes, de un solo arco, quizás de época romana, sirvieron de paso para el transporte de oro desde Las Médulas. Pasando por Voces y Ferradillo, enlazaban después con la “Vía Augusta” que seguía por el puerto de Foncebadón.

Hoy estos puentes, llamados del Malpaso se encuentran semiocultos, casi perdidos, por la dificultad de acceder a ellos.

«Puentes de Malpaso, dos puentes de un solo arco, sobre el río, de tiempo de los romanos, que servían de paso para el transporte de oro desde Las Médulas de Carucedo a Roma « Mourille López, J.—La provincia de León-1.928.

El senderismo es el único recurso para poder llegar a ellos. Se encuentran en el centro de un triángulo que forman las poblaciones de Lombillo, Molinaseca y Riego de Ambrós.

La cuenca del río Miruelo se completa con las aguas del Arroyo Compludo ( 12 Kms.),que nace al pie del Pico Cabeza de la Yegua (2.135 metros) y del río Prada (11 Kms.), maragato en su nacimiento.

Si quieres conocer la ruta pincha aquí

GUÍA DEL PEREGRINO

Paso de Peregrinos

El municipio integra los pueblos de El acebo, Riego de Ambrós, y Molinaseca. Molinaseca es conocida desde antiguo como “un oasis en el camino”.

Comienza donde termina la Maragatería, con la Cruz de Ferro como testigo. Es el primer Municipio de la comarca del Bierzo con el que se encuentra el peregrino, después de cruzar la extensa meseta castellana. Los 20 km. de recorrido hacen de él uno de los tramos más largos del Camino de Santiago.

Representa un cambio espectacular en el paisaje: la subida al monte Iralgo, las vistas, al frente, de los montes Aquilianos y el Morredero; y El Teleno, detrás, dejarán un recuerdo indeleble del Camino.

A partir del pueblo de Manjarín, se desciende durante 18 Km. con un desnivel de 1.000 m. hasta Molinaseca entre el brillante colorido y el aroma intenso de la jara, y las sombras de castaños centenarios. La escasa población de El acebo y Riego de Ambrós vigila toda su belleza.

Con la llegada a Molinaseca nos toparemos con un pueblo lleno de vida, de calles con casas blasonadas de escudos y flores, muchas flores. El río Meruelo nos ofrece a la entrada del pueblo una espléndida piscina fluvial, única en el Camino, donde el peregrino puede relajarse después de un largo caminar, y gozar de este “oasis en el Camino”.

Consulta la ruta aquí